​¿​Cómo quedar embarazada con ovarios poliquísticos​?

Quedar embarazada naturalmente puede llegar a ser muy complicado para las mujeres con el síndrome de ovario poliquístico. El SOP es un trastorno habitual desde la adolescencia hasta la menopausia que se caracteriza por la presencia de múltiples quistes en los ovarios y otras alteraciones hormonales asociadas, que afectan en especial a la menstruación y a la fertilidad.

En este artículo podrás descubrir cuáles son los síntomas principales del llamado “síndrome de Stein-Leventhal”, por qué es habitual que las mujeres con este síndrome tengan problemas de fertilidad, cómo quedar embarazada y cómo saber si estás embarazada si tienes ovarios poliquísticos. Además de los métodos naturales para mejorar la fertilidad en el contexto del SOP, revisaremos los principales tratamientos médicos para este trastorno.

N

El síndrome de Stein-Leventhal, que es conocido más comúnmente como “síndrome de ovario poliquístico”, es un trastorno del sistema endocrino (y por tanto del funcionamiento las hormonas) que se manifiesta a través de diferentes síntomas relacionados con la menstruación y el embarazo, la salud de la piel o el crecimiento del vello corporal, entre otros.

Estas alteraciones se deben en concreto a un niveles muy elevados de andrógenos en mujeres que llega a causar alteraciones médicamente significativas. Los andrógenos (testosterona, androsterona y androstenediona) son llamados “hormonas sexuales masculinas” porque se asocian al desarrollo de los caracteres sexuales típicamente masculinos, en contraposición a los estrógenos u hormonas sexuales femeninas.

El diagnóstico del síndrome de ovario poliquístico se lleva a cabo cuando una mujer adulta o adolescente muestra dos de los tres signos siguientes: falta de ovulación, aumento de los niveles de andrógenos y, sobre todo, presencia de quistes en los ovarios.

Se trata del trastorno endocrino más común en mujeres de entre 18 y 44 años. El diagnóstico varía mucho en función de los criterios que se utilicen, pero los ovarios poliquísticos llegan a afectar al 20% de mujeres en edad fértil si los criterios diagnósticos son laxos, mientras que si son estrictos el porcentaje se sitúa cerca del 2% (Teede y colaboradores, 2010).

Entre los principales síntomas y signos del síndrome de ovario poliquístico podemos destacar los siguientes, que son los más característicos:

  • Menstruación irregular, infrecuente, ausente o excesiva.
  • Crecimiento excesivo del vello corporal y facial (hirsutismo).
  • Aparición de acné y manchas en la piel.
  • Dolor en la pelvis.
  • Pérdida de cabello (alopecia androgénica).
  • Mayor tendencia al sobrepeso.
  • Resistencia a la insulina.
  • Aparición de quistes en los ovarios.
  • Dificultades para quedar embarazada o infertilidad.
qué son los cólicos del lactante
N

Los problemas para quedar embarazada son una consecuencia habitual del síndrome de ovario poliquístico; no obstante, no todas las mujeres con ovarios poliquísticos tienen problemas de fertilidad. Así, es posible que una mujer tenga altos niveles de andrógenos y quistes en los ovarios pero que pueda quedar embarazada sin particulares dificultades.

La relación entre ovarios poliquísticos e infertilidad tiene que ver sobre todocon la falta de ovulación derivada de los elevados niveles de andrógenos en el torrente sanguíneo propios del SOP. En este sentido, dado que por lo general la infertilidad en los casos de ovario poliquístico se debe a la falta de ovulación (“anovulación”) o a su escasez (“oligoovulación”), el método más eficaz para manejarla son los tratamientos que promueven este proceso clave para la reproducción.

Más allá de medicamentos como el letrozol o el citrato de clomifeno (Hu et al., 2018), existen varias formas de favorecer la ovulación en el síndrome de ovario poliquístico. De forma sintética podemos decir que llevar un estilo de vida saludable minimiza los factores que dificultan el embarazo, tanto en casos del síndrome como, en menor medida, en mujeres que no lo sufren.

  • Mantener relaciones sexuales con frecuencia
  • Practicar ejercicio físico de forma regular
  • Llevar una dieta rica en frutas, verduras y cereales integrales
  • Reducir la ingesta de hidratos de carbono, si es elevada
  • Controlar los niveles de azúcar en sangre
  • No fumar
  • Consultar con especialistas en fertilidad

Como vemos, la reducción de peso y los cambios de la dieta son fundamentales en los casos de ovarios poliquísticos con infertilidad debida a obesidad, dado que el sobrepeso y la alimentación inadecuada interfieren con el correcto funcionamiento la ovulación. Esto también es importante para la fertilidad del futuro padre, no sólo para la de la madre.

Cuando una mujer con ovarios poliquísticos no queda embarazada a pesar de usar estos métodos naturales ni utilizando los medicamentos mencionados, se pueden aplicar técnicas de reproducción asistida. Un buen ejemplo es la hiperestimulación ovárica controlada con inyecciones de hormona estimulante del folículo, seguida por fertilización in vitro.

Si las dificultades para quedar embarazada tienen que ver con la irregularidad de la menstruación más que con su ausencia o escasez, se suele administrar progesterona (una hormona relacionada con la fertilidad) para regularizar este proceso fisiológico y favorecer el embarazo.

Por otra parte, en ocasiones la dificultad para quedar embarazada con ovarios poliquísticos se asocia a niveles excesivos de insulina, de gonadotropinas y de andrógenos. En cada uno de estos casos el personal médico debe escoger un tratamiento adecuado a las alteraciones específicas.

N

La irregularidad menstrual que caracteriza al síndrome de ovario poliquístico puede dificultar mucho la detección de los signos del embarazo, y en consecuencia también hace más complicado decidir cuándo hacerse una prueba de embarazo con ovarios poliquísticos.

Tomar muchos tests de embarazo no sólo puede suponer un gasto relevante sino que, sobre todo, la esperanza rota de un falso embarazo genera mucha frustración, lo cual puede reducir la motivación por intentar quedar embarazada.

En cualquier caso, se recomienda esperar unos 7 días después de que pase el periodo en que se tendría que haber producido la menstruación antes de hacer un test para saber si estás embarazada, en caso de que tengas el síndrome de ovario poliquístico. Puede ser útil tomar otro test al cabo de una semana por el riesgo de un “falso negativo”, fenómeno más común en las mujeres con ovarios poliquísticos.

Tanto en mujeres que tienen este síndrome como en las que no, los signos más comunes del embarazo en sus fases tempranas son los siguientes:

  • Ausencia de menstruación
  • Náuseas, sobre todo por la mañana
  • Sensibilidad, hinchazón y/o dolor en los pechos
  • Sensación de cansancio y de fatiga
  • Dolor en la parte baja de la espalda
  • Dolor de cabeza
  • Aumento de la frecuencia de micción
  • Aversiones y antojos de alimentos
  • Cambios bruscos en el estado de ánimo

Para terminar consideramos importante mencionar que las mujeres con ovarios poliquísticos corren más riesgos durante el embarazo, y lo mismo sucede con sus bebés. Aunque tales riesgos no son muy graves en general, siempre es recomendable una supervisión sólida por parte de profesionales del ámbito de la medicina si te quedas embarazada y tienes el síndrome de ovario poliquístico.

N
  • Dumesic, D. A.; Oberfield, S. E.; Stener-Victorin, E.; Marshall, J. C.; Laven, J. S. & Legro, R. S. (2015). Scientific statement on the diagnostic criteria, epidemiology, pathophysiology, and molecular genetics of polycystic ovary syndrome. Endocrine Reviews, 36(5): 487-525.
  • Hu, S.; Yu, Q.; Wang, Y.; Wang, M.; Xia, W. & Zhu, C. (2018). Letrozole versus clomiphene citrate in polycystic ovary syndrome: a meta-analysis of randomized controlled trials. Archives of Gynecology and Obstetrics, 297(5): 1081–1088. 
  • Moran, L. J.; Ko, H.; Misso, M.; Marsh, K.; Noakes, M.; Talbot, M.; Frearson, M.; Thondan, M.; Stepto, N. & Teede, H. J. (2013). Dietary composition in the treatment of polycystic ovary syndrome: a systematic review to inform evidence-based guidelines. Human Reproduction Update, 19(5): 432.
  • Teede, H.; Deeks, A. & Moran, L. (2010). Polycystic ovary syndrome: a complex condition with psychological, reproductive and metabolic manifestations that impacts on health across the lifespan. BMC Medicine, 8(1): 41.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

experta en embarazo con ovarios poliquistico

Nieves Lara Peiró

Psicóloga y Sexóloga

Grado en Psicología, Máster en Sexología y Terapia de Pareja (AEPCCC)

Psicóloga-Sexóloga y Terapeuta de Pareja privada (SexPsualidad) a nivel online.Experta en Terapia de Pareja (Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid).Docente especialista en Sexualidad y vejez.

¿En qué te puede ayudar?

  • Terapia de pareja.
  • Conciliación familiar.
  • Sexualidad y problemas sexuales.